Welcome to our Blog

THE DAILY POST

READ OUR BLOG

Seguro de Vida – Un Amigo para Valorar

El Seguro de Vida, un amigo para valorar

Escrito por: María del Pilar Pineda
En: Temas de interés sobre seguros

Es usual encontrarnos una actitud tosca y fría en la mayoría de nuestros interlocutores, cuando el tema de conversación es sobre el Seguro de Vida. En muchos casos es inclusive un tema vetado porque, injustamente, se le atribuye algo así como un “mal augurio” o “de mala suerte” el sólo hecho de hablar sobre él.

Muchas veces me he preguntado cuál es la razón por la que un colombiano del común piensa primero en el seguro de su automóvil, y está dispuesto a pagar una cifra que en la mayoría y mejor de los casos oscila entre $1 millón y $2 millones, pero al asociar esta misma cifra a un Seguro de Vida inmediatamente se hace un ejercicio mental que da como resultado que se trata de una prima muy alta. ¿Acaso no tendría más valor nuestra propia vida que nuestro vehículo?

Y como ejercicio sencillo, invito a cada persona que lee este artículo a realizar una auto reflexión:

Esa es la razón por la que el nivel de aseguramiento en Vida en nuestro país esté por debajo del 5%, y muy por debajo del nivel de aseguramiento en un producto como el seguro de autos y la conclusión es sencilla, nuestra cultura es cortoplacista, y no da espacio a cuestionamientos de largo plazo.

Es más fácil quedarnos con lo que entendemos fácil y no complicarnos en cálculos futuristas. Y es paradógico, porque al pagar un seguro de autos siempre habrá la posibilidad de ocurrencia o no del evento cubierto (choque, robo, accidente), mientras que el Seguro de Vida cubre el único evento que tenemos todos seguros, que es la muerte.

Y tal vez sea el momento de empezar a modificar de alguna manera el lenguaje y no hablar más sobre Seguro de Vida, sino sobre un Plan de Protección de Ingresos, porque la verdad sea dicha, es la razón en sí misma del seguro proteger los ingresos propios (en caso de una invalidez) o de nuestros dependientes económicos (en caso de fallecimiento).

Es lo que más se puede asemejar a un plan pensional que podemos estructurar cada uno de nosotros frente a una eventual invalidez por enfermedad o accidente. Sencillo, pagas lo que puedas o quieras y tendrás garantizado un monto que te ayudará a mantener unos ingresos frente a una eventual incapacidad para trabajar.

Es una “herencia” que le podemos asegurar a nuestros dependientes y/o seres queridos. No tenemos que supeditarnos a que sean los beneficiarios de ley. En un seguro de Vida tenemos la potestad de elegir a quien dejarle esa “herencia”, y cuanto queremos o estamos dispuestos a pagar.

Aún para aquellas personas que de alguna manera tienen garantizado un patrimonio para su familia, un seguro nunca estará de más, por cuanto puede brindar el flujo de caja INMEDIATO que la familia pueda necesitar mientras se define los tramites de herencia o venta de patrimonio.

Es un capital que sabemos está ahí, pero que no tenemos que declarar mientras no se haya causado.

La invitación hoy es a reflexionar un poco alrededor de los beneficios y tranquilidad que nos brindará nuestro SEGURO DE VIDA, que se convertirá en ese compañero inseparable e incondicional, y que debemos invitar a hacer parte de nuestra vida cuando más saludables y plenos nos sentimos, porque una vez lo tengamos jamás, jamás nos abandonará.

TAGS: declaración, futuro, herencias, pensión, plan pensional, plan protección de ingresos, póliza de vida, seguro de vida.

Bienestar y calidad de vida en la edad adulta, un tema que nos interesa a todos

Bienestar y calidad de vida en la edad adulta, un tema que nos interesa a todos

Escrito por: María del Pilar Pineda
En: Temas del día a día

Pensar en cómo será nuestro futuro cuando lleguemos a la vejez, seguro es un tema que habrá ocupado nuestros pensamientos en más de una ocasión, principalmente en la era en que vivimos donde, a diferencia de tiempos pasados, el número de hijos  en las familias es mucho menor o incluso inexistente.

En tiempos pasados era común, por no decirlo casi que obligatorio, que al interior de cada familia siempre la misión de permanecer en el hogar recaía en alguna de las hijas (por lo general este rol lo tenia la mujer), quien sin mayores reparos aceptaba un futuro donde su principal función sería cuidar de sus padres hasta el fallecimiento.

La realidad  hoy es bien diferente, debido precisamente al cambio en la estructura familiar y en los cambios demográficos y la pregunta que es motivo de desvelo para muchos, es : ¿Quién cuidará de mi, en caso de una incapacidad?    

Y es que hoy en día, quienes somos papás, difícilmente nos imaginamos, esperamos o quisiéramos que uno de nuestros hijos sacrificara su futuro y su libertad por estar a nuestro lado asistiéndonos.   

La misma preocupación se da en aquellas parejas sin hijos, o en quienes viven solos. 

Y es que no se trata sólo de garantizar una asistencia médica, que seguramente muchos tendrán solucionada a través de la medicina prepagada o pólizas de salud.  Se trata de esa asistencia para realizar las actividades de la vida cotidiana :  comer, bañarse, vestirse, desplazarse, que a la fecha no cubre ninguna prepagada, ni mucho menos la EPS. Asistencia que debe estar en cabeza de una persona idónea para realizar este acompañamiento, y cuyo costo no es bajo.

Este tipo de cobertura no se encuentra dentro de las opciones que tradicionalmente ha ofrecido el sector asegurador a sus clientes, considerando además que las personas objeto de la misma serían personas mayores a los 60 años, por esto resulta tan novedoso el nuevo seguro Te Cuidaré, que recientemente lanzó Seguros Sura, convirtiéndose en la primera aseguradora colombiana en ofrecer un seguro de este tipo.

Si bien es cierto este seguro, al igual que cualquier otro que esté vinculado directamente con la salud y la edad de las personas, no admite preexistencias graves, sí está acorde con la realidad humana, al reconocer que con el paso de los años es apenas normal que la salud presente algunos quebrantos, y por esto el hecho que una persona sea hipertensa o que en el pasado haya sufrido de cáncer, no son impedimento para optar por este seguro.   Lo que sí es realmente importante, es que al momento de la suscripción, la información suministrada por el candidato a asegurarse  sea muy clara y corresponda a su real estado de salud, porque así se garantiza la validez del seguro, y se evitan contratiempos a futuro.

Otra característica de este plan es la posibilidad que da a los hijos de garantizar su aporte económico a sus papás en caso de fallecimiento o invalidez (del hijo), disminuyendo de esta forma la incertidumbre que puede generar el bienestar futuro de los padres, ante la ausencia o incapacidad del hijo que económicamente aporta al hogar.

 

Celebramos y reconocemos la maravillosa iniciativa de empresas como Sura, al apostarle a una solución tan novedosa y acorde con las tendencias y realidad actuales. Ahora la tarea es de quienes estamos del lado de la asesoria en dar a conocer esta solución a los colombianos, y contribuir a que muchas personas puedan acceder a un producto que es realmente accequible, sobre todo si se toma antes de los 60 años.   

Pensar y prepararnos para el futuro no sólo es posible, sino indispensable.

 

Te invitamos a contactarnos y conocer

más sobre el nuevo seguro Te Cuidaré

 

 

Te invitamos a visitar nuestra página web y seguirnos en nuestras redes, para conocer contenido de interés.

INSTAGRAM: @conectaragencia

FACEBOOK: Conectar Seguros

TAGS: Vida adulta, salud, calidad de vida.

De qué hablo, cuando hablo de respeto a la Diversidad

De qué hablo, cuando hablo de respeto a la Diversidad.

Escrito por: María del Pilar Pineda
En: Temas del día a día

Estamos en el mes en el que tradicionalmente se celebra el orgullo gay, muy puntualmente el 28 de junio, fecha en la que se conmemoran los disturbios de Stonewall en Nueva York, ocurridos ese día del año 1969, donde se marcó un hito para la comunidad LGBT que en ese momento de la historia sufría la represión y persecución al ser etiquetados como locos por los médicos, inmorales por los líderes religiosos y criminales por la policía.

Aún cuando el movimiento de derechos homosexuales no comenzó aquella noche, si se revitalizó con lo que sucedió en las horas y días posteriores, donde cada vez hombres y mujeres sexualmente diversos se abrieron paso en la sociedad, y alzaron sus voces para reclamar derechos hasta ese momento ignorados.

No solo podemos hablar de Diversidad, cuando nos referimos a la comunidad sexualmente diversa.

Debemos hablar de ella para referirnos a toda forma de diferencia:  raza, religión, política…

Los movimientos históricos como el mencionado, al igual que los que en su momento lucharon por reivindicar los derechos de la población negra, y acabar con sistemas segregacionistas como el apartheid en Sudáfrica y todo el movimiento antiracial en Estados Unidos, o los movimientos de las mujeres donde reclamaron, entre otras, el derecho al voto femenino,  han permitido que hoy en día los derechos humanos, donde se incluye el derecho a la vida y a la libertad sin distingo de raza, religión y sexo, sea una realidad en la mayor parte del mundo, al menos a los ojos de la ley.

El cuestionamiento es:  ¿Más allá de lo que dictamina la ley, qué tan cerca o lejos estamos de ser una sociedad realmente respetuosa de la Diversidad desde la auto convicción?

La verdad es que nos falta mucho camino por recorrer.  Como sociedad seguimos cuestionando y viendo la diferencia como algo negativo, más que como una característica inhata al ser humano, que lejos de separarnos, debería ser motivo para construir puentes que nos permitan avanzar y fortalecernos como especie.

Vale la pena invitar a que al interior de cada uno de nuestros hogares se generen espacios de reflexión, sobre todo cuando tenemos niños y jóvenes que merecen vivir en un mundo cada vez más incluyente y diverso, donde todo ser humano tiene el derecho, no solo desde un punto de vista legal, sino desde lo social y lo espiritual,  a disfrutar de su individualidad sin tener que avergonzarse ni sentirse cuestionado por cómo luce, piensa o habla.

Entender desde lo profundo que la diferencia y la diversidad hacen parte de la esencia de la vida, y que sin tener que estar siempre de acuerdo con el otro todos tenemos espacio en la sociedad, no solo tolerando sino respetando esas diferencias, es el primer paso para construir las bases de una sociedad viable.

¡Hoy honramos la vida de todos aquellos que en momentos adversos se atrevieron a alzar sus voces para defender su libertad y derecho a ser diferentes!

Déjanos saber cuál es tu idea de Diversidad, y cómo la vives.   ¡Estaremos encantados de leerte!

Te invitamos a visitar nuestra página web y seguirnos en nuestras redes, para conocer contenido de interés.

INSTAGRAM: @conectaragencia

FACEBOOK: Conectar Seguros

TAGS: orgullo gay, diversidad, gay, LGBT

Mamá y actividad física, dos actividades que se deben complementar

Dos actividades que se deben complementar

Escrito por: María del Pilar Pineda
En: Temas del día a día

Soy mamá, tengo un hijo de 10 años, y aunque siempre me ha gustado la idea de mantener una actividad física, la verdad es que no me considero la persona más disciplinada. Confieso que en ocasiones he sentido profunda envidia al ver esas mamás que incluso teniendo más de un hijo, tienen tiempo no solo para ser exitosas en sus trabajos, sino que siguen unas rutinas deportivas exigentes, y por lo tanto lucen sus cuerpos esbeltos y tonificados.

Antes de que naciera mi hijo iba al gimnasio al menos 2 ó 3 veces por semana y aprovechaba toda ocasión posible para caminar (siempre me ha gustado mucho), pero una vez nació mi hijo, adiós gimnasio, adiós ejercicio.

Fueron casi 5 años donde mi rol como mamá opacó el deseo de verme y sentirme muy bien físicamente.

Considero que he tenido unos buenos hábitos alimenticios, razón por la cual pude mantener mi peso más o menos estable, pero la falta de actividad física empieza a notarse y el paso del tiempo y la ley de la gravedad empiezan a hacer de las suyas. Es allí donde empieza a surgir ese sentimiento de culpa con nuestro propio cuerpo, sobre todo porque el destinar tiempo para cuidar nuestro físico, implica que en ocasiones sacrifiquemos el tiempo que le corresponde a nuestro rol de mamás.

En el 2009, teniendo mi hijo escasamente 1 año, fui diagnosticada de cáncer de seno, y entonces se sumó a los kilitos de más y a la celulitis ya presente, la realidad irremediable de tener que renunciar a uno de los atributos más importantes para cualquier mujer, como son nuestros senos. Ellos que se convierten en nuestros compañeros de aventuras, que conocen nuestros secretos más íntimos y que en ocasiones, como en mi caso, gozan de nombre propio.

Y sí, confieso que ha sido una de las renuncias más difíciles, pero que cuando la pones en una balanza y te das cuenta que lo que realmente tienes es una oportunidad maravillosa de seguir viviendo, porque el cáncer que te encontraron fue descubierto justo en el momento preciso, “in situ” y que no ameritaría ningún tratamiento posterior de quimioterapia, pues te dices a ti misma “¡que carajos, es solo una teta!”, vamos a hacerle la despedida que se merece y a seguir adelante», y así lo hice.

Tengo la fortuna de tener a mi lado a un hombre maravilloso que me sigue viendo hermosa, y hasta exótica con mi nueva realidad. Sigo viva y espero que mi hijo pueda tener mamá para muchos años.

Para esas alturas, y con la sombra del cáncer encima, ya el ejercicio no era un tema de solo verme bien, sino que era una necesidad absoluta. Buscando alguna actividad que me ayudara en ese propósito, pero que adicionalmente no compitiera con mi rol de mamá, encontré el atletismo, el cual combino con al menos 2 o 3 sesiones semanales de 20 minutos de ejercicio de fuerza.

Siempre había visto el atletismo como un deporte aburrido y sin mayores emociones, pero la verdad es que cuando empecé a correr con cierta regularidad, me encontré con la mejor opción para mantenerme en forma y saludable, invirtiendo el tiempo que tengo.

Lo importante para quienes se decidan por ésta o cualquier otra actividad física, es hacerlo paulatinamente, asesorándose de un experto o dedicando tiempo a leer sobre el tema, para adquirir la técnica que proteja nuestro cuerpo de lesiones.

Lo más emocionante será ver el avance que día a día empezarás a experimentar, esa sensación de querer ir siempre un poquito más allá.

Nunca es demasiado tarde para empezar, solo necesitas la determinación de querer hacerlo y encontrar la motivación adecuada. Conectar con el ejercicio que realmente disfrutes, salir de la rutina y de la comodidad del sedentarismo.

TAGS: actividad física, cáncer, cáncer de seno, deporte, hijos, mamás, mujeres.

NO ESPERES
MÁS

¡Contáctanos ahora!

Estamos ubicados en

Transversal 80 # 215 – 30
C. 1
Bogotá, Colombia

gerencia@conectarseguros.com

+57 310 3988094

contact-section
Abrir Chat
Hola!
Gracias por tu contacto, haz clic si quieres que hablemos por WhatsApp